Chorizo Ibérico

Selección de Chorizo Ibérico procedente de cerdos de raza ibérica en todas sus variedades. De Bellota, de Cebo de Campo y de Cebo Ibérico. Raza desde el 50 hasta el 100 % Ibérica. El mejor chorizo ibérico seleccionado de las mejores marcas de productos ibéricos. Chorizo cular, de vela y loncheado. Longanizas ibéricas. Envíos en 48 – 72 horas.

Chorizo Ibérico

1249

Filtros

1249
Marcas
Procedencia

Chorizo Ibérico | Calorías

Chorizo Ibérico – Valores Nutricionales por cada 100 Gramos
Valor energético (calorías)462 KiloCalorías (1.931 KiloJulios)
Proteínas32,20 Gramos
Hidratos de carbono1,00 Gramos
Grasas36,40 Gramos (De las cuales 14,70 gramos son saturadas)
Sal3,5 Gramos

El Chorizo Ibérico es un embutido curado elaborado a partir de carne picada de cerdo y un pequeño porcentaje de tocino o panceta, aliñada con diferentes especias como el ajo y el pimentón, siendo esta última la que le da ese peculiar color rojo. 

La carne utilizada para la elaboración del chorizo procede de diferentes martes del cerdo, utilizando partes magras y siendo mezcladas con tocino, por lo que el contenido de grasa del mismo es más elevado que en otros subproductos del cerdo como el jamón o el lomo.

Por ello, el chorizo es una pieza de elevado valor energético y su consumo ha de ser moderado para poder disfrutarlo y obtener sus nutrientes naturales sin recibir un aporte calórico demasiado elevado.

Chorizo Ibérico Cular y Vela

El chorizo ibérico curado puede presentarse en estas dos variedades que tienen una serie de características que lo diferencian entre sí.

El chorizo ibérico cular es una pieza recta embutida en tripa natural que suele rondar entre los 40 y los 60 mm de grosor, medir entre 50 y 60 cm, y pesar hasta 1,5 Kg. Es el tipo de chorizo ibérico curado más popular y vendido en la actualidad. Su periodo de curación suele ser más elevado que el chorizo vela, llegando a alcanzar tiempos de maduración de entre 4 y 6 meses, debido a su gran tamaño.

El chorizo ibérico de vela es también un chorizo curado recto, cuyo tamaño es más reducido que el chorizo cular. Su diámetro suele rondar los 2 – 3 cm y su longitud no suele sobrepasar los 40 cm.

Ambos chorizos ibéricos presentan el color rojo típico de este embutido. El corte presenta un aspecto marmóreo, con gran predominio de la parte magra con una incrustación de pequeños trozos de tocino.

Ambos chorizos ibéricos alcanzan unas cualidades organolépticas excelentes, se consumen en crudo y son uno de los más característicos y valorados manjares de la cocina española.